PLACA DE COCCIÓN MICROPERFORADA

La especial construcción microperforada de la superficie de la placa de cocción, que permite a la pizza expulsar la humedad de la cocción y que se deposite la harina, combinada con el material a alta densidad de construcción de la placa que ofrece una mayor acumulación de calor, aseguran una cocción óptima, más limpia y fragrante. El material de construcción de la placa de cocción tiene un peso específico de 2800-3200 kg/m3 respecto al
clásico material refractario que pesa unos 1800-2200 Kg/m3, lo cual permite una acumulación del calor superior y un mayor efecto de volante térmico. El material inerte refractario usado para la placa de cocción es unas 6 veces más resistente a la abrasión que el pórfido y soporta una
resistencia al roce de la pala sensiblemente superior a los materiales refractarios estándares.

La placa del horno es calentada por irradiación, que consiste en la transferencia de calor de un cuerpo caliente a uno más frío, sin contacto; como cuando el cuerpo humano se calienta pasando de la sombra al sol o, en un horno, la pizza se cuece por irradiación. La superficie de la placa se ha
estudiado de manera tal que pueda optimizar la irradiación de la llama. De hecho, nuestra placa microperforada
expone a la irradiación de la llama una superficie un 50% más grande respecto a la placa convencional (véase comparación en el dibujo 1) para obtener así una acumulación del calor mayor y más rápida.

det_microfori
SUBIR